Blogia
Anécdotas de una vida

Llamando a la muerte con vino

Llamando a la muerte con vino cada dia veo a tres personas en el pequeño parque de mi población, sus caras reflejan un tiempo vivido que no corresponde con el que verdaderamente ha sido. Me da la impresión que ese vino les ha envejecido más de lo que les tocaba. En las mejillas de uno aparecen costras secas de arañazos inequivocos de algún dia de dolor.

Algún dia cantan, algún dia lloran, algún dia tiritan del frio del mediodia.

Y al llegar la noche se recubren en los habitáculos de los cajeros automáticos de los bancos donde hacen de el su morada esperando un nuevo dia de eterna sintonia. Beber y beber hasta fallecer.....

salut,

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres